Todo lo que necesitas saber sobre la ambliopía (ojo vago)

El tema que os presentamos hoy en ópticas Escalona es un tema bastante común y a la vez serio. Hoy os contaremos todo lo que debéis saber sobre la ambliopía o como es comúnmente conocido, ojo vago o perezoso.

Seguramente, muchos de vosotros hayáis oído hablar sobre el ojo vago, pero realmente ¿sabéis lo que es? Si eres de los que no lo saben, no te preocupes, desde ópticas Escalona os lo contamos.

La ambliopía es un trastorno del desarrollo de la visión. Este trastorno hace que un ojo no pueda alcanzar una agudeza visual normal aunque se usen lentes de contacto o gafas.

Este trastorno comienza durante la infancia y la niñez temprana. La inmensa mayoría de veces la ambliopía afecta solamente a un ojo, pero en algunos casos, puede afectar a ambos, reduciendo aún más la agudeza visual.

Normalmente se detecta esta afección de ojo vago tempranamente y se trata rápidamente. Pero si esto no fuera así, la ambliopía puede causar una incapacidad visual grave e incluso ceguera legal (no se alcanza una agudeza visual superior al 20-200 con lentes correctoras, o se obtiene un campo visual menor de 20 grados).

ambliopia opticas escalona

Dependiendo de la causa por la que esté desarrollada la ambliopía existen tres tipos:

  • Ambliopía estrábica: Está causada porque nuestro cerebro con el fin de evitar una visión doble ocasionada por la alineación deficiente de los ojos, ignora la información visual que procede del ojo que esté desalineado.
  • Ambliopía refractiva: Está causada por errores refractivos desiguales en los ojos a pesar de una perfecta alineación entre ellos. Estos errores refractivos pueden ser miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Cuando esto ocurre, el cerebro depende del ojo que menos error refractivo sin corregir e ignora a la visión del otro ojo (es borrosa), esto hace que se genere ambliopía en ese ojo, debido a la falta de uso.
  • Ambliopía por deprivación: Está causada por algo que obstruye la entrada de luz para enfocar en el ojo de un bebé, como por ejemplo la catarata congénita.

 

Tras descubrir los tres tipos de ambliopía que hay os estaréis preguntando como podemos detectarla, a continuación os contaremos cuales son los signos y síntomas de este trastorno.

Al ser generalmente un problema que se desarrolla en la visión infantil, los síntomas pueden ser difíciles de apreciar. Pero, una causa común de la ambliopía es el estrabismo, por lo que esto nos puede facilitar un poco el darnos cuenta. Si nota que el niñ@ cruza sus ojos o alguna otra desalineación aparente a la vista llévelo al óptico optometrista para llevar a cabo un examen de ojos. Otra de las cosas que nos puede dar una pista de que el niñ@ tenga ambliopía es que llore cuando le cubres un ojo.

Si quieres, puedes hacer una pequeña prueba en casa. Consiste en taparle tan solo un ojo al niñ@ cuando esté viendo la televisión, por ejemplo. Y después hacer lo mismo con el otro ojo. Si el niñ@ ve borroso con alguno de los dos ojos al hacer esto puede que tenga ambliopía porque esta genera visión borrosa. Inmediatamente lleve al niñ@ al óptico optometrista para realizar un análisis exhaustivo.

 

Si notáis cualquiera de estos signos en los más pequeños no dudéis en traerlos a visitar a nuestro óptico optometrista.

Hasta aquí llega el post de este mes. Pero antes me gustaría saber ¿os ha servido de ayuda este post? ¡Hasta pronto!

¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Recommended Posts