REVISIÓN VISUAL Y SU IMPORTANCIA

Hola, amigos de Ópticas Escalona. En el blog de hoy, queremos hablaros de la importancia de realizar una buena revisión visual. La mayoría de las personas solo acuden a realizarse una revisión visual si sienten molestias en los ojos, dolor de cabeza y sienten que no ven correctamente. Pero esto no debería ser así, deberíamos realizar una revisión visual al menos una vez al año para detectar el problema lo antes posible y que no siga evolucionando. Por eso, en el blog  de hoy os explicaremos en qué consiste un examen visual o revisión visual y las pruebas que realizamos.

¿Qué es la revisión visual?

Ha llegado la hora de conocer exactamente en qué consiste una revisión visual, y no es más que un examen de la vista. Este examen es llevado a cabo por un oftalmólogo, que se encargará del diagnóstico y tratamiento de las patologías relacionadas con los ojos y la visión. También lo puede llevar a cabo los ópticos-optometrista.

Te estarás preguntando cuál es la diferencia entre un oftalmólogo y un óptico-optometrista. Pues es muy sencilla, un oftalmólogo en un médico especializado en la visión y un óptico-optometrista no es un médico, pero es un profesional que puede prevenir, detectar y solucionar problemas visuales.

revisión visual

Pruebas de un examen visual

Dependiendo de cada paciente se pueden realizar diferentes pruebas visuales:

Tonometría:

En esta prueba se mide la presión intraocular. Y gracias a ella podemos detectar glaucomas. Esta patología del nervio óptico provoca pérdida de visión, solamente si se detecta tempranamente podremos evitar la ceguera (95% de los casos).

Topografía:

Esta prueba le permite al especialista determinar que lentes de contacto te irán mejor. Con esta prueba conocemos las características de la córnea, su espesor, curvatura, elevación, potencia y relieve.

Retinografía:

Con esta prueba podremos detectar la aparición de diferentes enfermedades y de la ceguera. Esta prueba en realidad es una fotografía de la retina, la capa de tejido más interna del ojo.

Campimetría:

Esta prueba también es conocida como perimetría visual. Solemos usar esta prueba para realizar control sobre el glaucoma y de otras enfermedades de la retina. En esta prueba nos encargamos de valorar las alteraciones del campo visual.

Agudeza visual:

Esta prueba es de las más odiadas por todos nuestros pacientes y no es porque sea dolorosa, sino porque les resulta complicada. Consiste en situar al paciente a 6 metros de la tabla Snellen e ir comprobando que el paciente ve correctamente las diferentes filas de letras con diferentes tamaños. Y con ella determinamos el grado de agudeza visual del paciente.

 

Una vez nuestro oftalmólogo u óptico-optometrista haya revisado los resultados de las pruebas os comunicarán el estado de vuestra vista. La vista es uno de los sentidos más valiosos que poseemos, por eso debemos cuidarlo y realizar una revisión visual al menos una vez al año. Esperamos vuestras llamadas a Ópticas Escalona para realizar vuestra revisión visual.

 

¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Recommended Posts
alimentación para cuidar la vistasíntomas de una mala graduación visual