Un paseo por la historia de las gafas de sol

Próximamente queremos hablaros sobre las gafas más icónicas de la historia, esas que a día de hoy siguen estando de moda.  Para ello, queremos contaros un poco más de la historia de este fantástico complemento que protege nuestros ojos de los rayos del sol. Por ello, en el blog de hoy haremos un pequeño viaje por la historia de las gafas de sol.

La historia de las gafas de sol es un poco peculiar, bueno, como el comienzo de cualquier historia que merezca la pena. Se piensa que esta historia comienza hace 12000 años. Cuando los pueblos esquimales y todas las culturas que tuvieron que convivir con el hielo y la nieve tuvieron el ingenio de fabricar con conchas o madera unas gafas que reducían la entrada de luz a los ojos. Se vieron obligados a llegar a este nivel porque les molestaba mucho los reflejos e incluso llegaban a quedar ciegos. Como ya os hemos contado en blogs anteriores la nieve y el hielo reflejan hasta un 80% de la radiación ultravioleta.

Tras este capítulo hay otro en el que se habla de que, en el siglo XV en China, los jueces ahumaban los cristales de sus lentes para así poder ocultar sus expresiones. Pero no fue hasta 1623 cuando las lentes comenzaron a ser símbolo de intelectualidad. Y comenzaron a parecerse un poco más a las que hoy en día conocemos. Se hicieron monturas con varillas, se les añadió el puente para apoyarlos en la nariz e incluso se diversificaron los materiales de fabricación.

En el siguiente episodio de esta historia ya aparece el plástico. Fue en 1920 cuando comenzaron a aparecer las primeras gafas de plástico y cuando empiezan a utilizarse tal como ahora. Comenzaron a usarse para proteger la vista de los rayos UV. Tan solo nueve años más tardes las gafas de sol comenzaron a ser fabricadas en serie y a comercializarse.

En el capítulo en el que nos aventuramos ahora y que presiento que os va a encantar, vamos a conocer un poco más como surge una de nuestras marcas preferidas. Así que no os entretenemos más y vamos al grano.

Sobre 1930 los pilotos comenzaron a quejarse de que el sol les deslumbraba, les daba dolor de cabeza e incluso náuseas. Así que el ejército de la Fuerza Aérea de los EEUU encargó a la empresa Bausch & Lomb (especialista en tecnología óptica) que creara unas gafas con lentes polarizadas para proteger a sus pilotos de la luminosidad en las altitudes. Y así fue como surgieron las gafas antibrillo Ray-Ban. Cuando se autorizó su venta al público en 1937 y ahí es cuando surgen las famosas Ray-Ban Aviator. Estas se convirtieron en un elemento más del uniforme de la aviación estadounidense, pero también en un icono de la moda. Tanto que en más de 80 años seguimos locamente enamorad@s de este modelo de gafas de sol.

El mismo año en el que comenzó la comercialización de las Ray-Ban Aviator, se inventaron las lentes polarizadas. Su popularidad aumentó considerablemente cuando en 1938 todos los artistas del mundo del cine llevaban unas.

historia gafas de sol
Continuamos nuestra historia a partir de los 60. Aquí fue el máximo boom de las gafas de sol y fue cuando se convirtieron en uno de los accesorios más chic y popular.

Ahora que hemos dado un pequeño y corto paseo por la historia de las gafas de sol es hora de hablaros de los modelos que nunca pasan de moda y nos resultan tan representativos. Quizá este pequeño paseo os ayude a entenderlo mejor. Pero el siguiente capítulo de esta historia lo desvelaremos en el siguiente blog.

¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Recommended Posts
Covid y salud visual