FUMAR DAÑA TU VISIÓN

¡Buenas tardes!

En Ópticas Escalona no vamos a descubrir nada nuevo si decimos que fumar perjudica gravemente tu salud, porque es algo muy conocido por todo el mundo. Pero, a las enfermedades más comúnmente asociadas con el tabaquismo, hay que añadirle otras muchas que no se suelen tener en cuenta y que, del mismo modo, también pueden ser consecuencia de este mal hábito.

Si te lo estás preguntando, la respuesta es afirmativa: Sí, fumar también perjudica a la salud visual, y, si quieres mantener tus ojos y tu vista en plena forma, lo mejor es que te alejes del tabaco.

A continuación te vamos a contar de qué manera fumar perjudica a tu salud visual, ¡Presta atención si eres fumador!

1. Aumenta el riesgo de padecer cataratas:

 

Las cataratas son una de las causas principales de la ceguera en el mundo. Los fumadores aumentan notablemente su riesgo de desarrollar cataratas en comparación a las personas que no fuman. De hecho, estudios demuestran que las personas que fuman duplican las probabilidades de formación de cataratas, y el riesgo sigue aumentando cuanto más fumen.

2. Aumenta el riesgo de padecer degeneración macular:

 

 

La degeneración macular asociada con la edad afecta el centro de la retina, la cual es responsable de la visión nítida que se necesita para las actividades rutinarias como leer y conducir.

La degeneración macular causa “puntos ciegos” y con frecuencia afecta la visión central. Es la causa principal de pérdida de visión permanente entre las personas de 65 años o más.

Los estudios comprueban que los fumadores pueden tener un triple aumento en el riesgo de contraer degeneración macular frente a las personas que nunca fumaron. Y las fumadoras de más de 80 años tienen 5.5 veces más de probabilidades de desarrollar degeneración macular que las no fumadoras de la misma edad.

Pero no todo son malas noticias: Debido que fumar es el mayor factor de riesgo controlable asociado a la degeneración macular, dejar de fumar a cualquier edad, incluso a una edad avanzada, puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar degeneración macular.

3. Aumenta el riesgo de padecer uveítis:

 

 

La uveítis es una enfermedad grave que puede tener como consecuencia la pérdida completa de la visión. Afecta a estructuras vitales del ojo, como el iris y la retina, y puede llevar a complicaciones tales como cataratas, glaucoma y desprendimiento de retina.

Existen evidencias que demuestran que los fumadores son más propensos a tener uveítis que los no fumadores, y fumar parece estar vinculado con el desarrollo de la uveítis. Un estudio descubrió que fumar estaba relacionado con un riesgo de padecer esta enfermedad 2.2 veces mayor que el normal.

 

4. Duplica el riesgo de padecer retinopatía diabética:

 

 

La retinopatía diabética daña los vasos sanguíneos de la retina y puede ocasionar pérdida de la visión. Fumar puede llegar hasta duplicar el riesgo de desarrollar diabetes.

Asimismo, existe una relación causal entre fumar y desarrollar retinopatía diabética, o hacer que ésta avance, además de otra gran cantidad de complicaciones por diabetes.

 

5. Empeora la sequedad del ojo:

El síndrome del ojo seco describe una cantidad insuficiente de lágrimas en la superficie de los ojos, necesarias para mantener el ojo lubricado y saludable. Quienes sufren de sequedad en los ojos pueden experimentar enrojecimiento ocular, picazón, sensación de cuerpo extraño en el ojo e incluso ojos llorosos.

Fumar tabaco es un irritante ocular conocido y empeora la sequedad del ojo. Las personas que fuman tienen casi el doble de probabilidades de tener sequedad ocular.

 

5. Afecta a tu bebé durante el embarazo:

Las mujeres que fuman durante el embarazo transmiten toxinas peligrosas a la placenta, que potencialmente pueden hacer daño al bebé no nacido. Fumar durante el embarazo aumenta las probabilidades de muchos trastornos oculares a nivel fetal e infantil, además de otros graves problemas de salud.

Entre ellos se encuentran el estrabismo (Ojos bizcos) y el subdesarrollo del nervio óptico, que es una de las causas principales de la ceguera en los niños.

Asimismo, las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más probabilidades de parir prematuramente; todos los bebés nacidos en forma prematura se enfrentan a un riesgo mayor de tener problemas oculares que los bebés nacidos a término.

Los problemas de visión de los bebés prematuros incluyen retinopatía de la prematuridad, una enfermedad que potencialmente puede causar ceguera.

¿Qué puedo hacer para evitar la pérdida de visión provocada por el tabaco?

Lo mejor de todo es que tras dejar de fumar se reduce considerablemente el riesgo de padecer algunos trastornos oculares.

De todas formas, le dejamos algunos consejos que puede seguir para proteger sus ojos, además de dejar de fumar.

  • Parpadear frecuentemente para evitar que los ojos se irriten y se sequen.
  • Proteger los ojos del sol utilizando gafas con protección a los rayos Ultra Violeta.
  • Descansar regularmente la vista cuando se está realizando una actividad en la que se fuerza la vista.
  • Seguir hábitos alimenticios sanos que ayuden a mantener una buena agudeza visual.
  • Mantener una buena higiene ocular.
  • Controlar la presión arterial, el colesterol y glucosa en sangre para detectar posibles síntomas de trastornos oculares.

En Ópticas Escalona nos preocupamos por tu salud general. Por eso, te animamos a que dejes de fumar, ya no solo por evitar enfermedades visuales, sino para evitar enfermedades más graves como el cáncer. Si tienes alguna duda o quieres realizar una revisión visual, contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Recommended Posts
ambliopia opticas escalona