¿Cómo afecta el frío a los ojos?

eye, eyelash, eyelid

Actualmente, nos encontramos en los meses en los que el frío puede hacer más daño a nuestra salud visual. Nuestros órganos visuales, cuentan con varios mecanismos para defenderse de las inclemencias del tiempo:

  • Los párpados, además de evitar que las partículas de polvo dañen los ojos, ayudan a que mantengan una temperatura óptima para su correcto funcionamiento.
  • Las lágrimas, que lubrican la superficie ocular constantemente, también contribuyen a tener una buena temperatura ocular.

Pero los párpados y las lágrimas naturales pueden ser unas medidas insuficientes de protección ante condiciones extremas. Durante los meses de invierno, cuando las temperaturas son muy bajas, el ambiente se encuentra más seco, lo que facilita la aparición de una patología poco grave (aunque muy molesta), conocida como ojo seco. El uso constante, y a veces excesivo, de calefacciones y bombas de calor en interiores durante esta época, no hace sino aumentar la sequedad ocular.

Para evitar que el frío afecte a tus ojos, es importante que prestes atención a las siguientes recomendaciones:

  • Protege tus ojos con unas gafas.
  • Usa lágrimas artificiales.
  • Aumenta la humedad del ambiente.
  • Parpadea con frecuencia.
  • Apuesta por una alimentación sana
  • Añade protección extra si viajas a la montaña.
¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Recent Posts